lunes, 9 de agosto de 2010

No a la Intervención en el CNBA! Que el rector lo elija la Comunidad Educativa!

Hace aproximadamente dos meses, llegó una intimación al Nacional Buenos Aires para que la terna no vinculante de elección del rector se decida en un plazo que parecía un chiste; en paralelo, desde el radicalismo de la UBA se determinó que la rectoría de Gonzalez Gass no iba para más. Al cabo de unos pocos días, primero informal y después mediante el Consejo Superior, Hallú y Mas Vélez se la sacaron de encima porque decidieron que ya no le era funcional a sus intereses.
La comunidad educativa reaccionó, a pesar del malestar franjoso, en defensa de la institucionalidad y pidieron retrotraer la situación para que la ex rectora vuelva a su cargo.
Sin embargo, las históricas ratas del Colegio que en un principio se llenaban la boca hablando de institucionalidad y democracia de inmediato empezaron a trabajar en su rancho propio. Caso ejemplar de esto es el flamante vicerrector del turno vespertino y profesor de educación física, Roberto "Robi" Rodriguez que ya es conocido por los compañeros del Pelle por haber golpeado a menores de edad en la asunción de Viegas y que casi se vuelve a repetir cuando en el cordón de la semana pasada un asesor de la Juventud Radical entró a los empujones a la vicerrectoria.
Frente a esto, los docentes han estado movilizados juntos a los estudiantes. Aun así, conviven dentro de ese claustro distintas visiones, distintos intereses y niveles de compromiso. Sin embargo, es importante que en este momento prime la unidad y que pensemos cual va a ser nuestro destino:
si la división y la entrada de la Franja o la unidad y un Colegio encolumnado con un proyecto educativo serio y consensuado.


En el Pellegrini, a diferencia del Buenos Aires, todavía no ha llegado la carta enviada por el CS solicitando la terna no vinculante ya que todavía siguen especulando con cómo elegir rector de modo que genere la menor reacción posible por parte de la comunidad educativa, más aún teniendo en cuenta el antecedente nefasto que significó la experiencia Viegas. La primera señal del año la enviaron con Avenburg, profesor de administración de la casa, que hizo su recorrido por algunas aulas (sobre todo de 1er y 2do año) e incluso en una oportunidad se presentó a una sesión del CR, para presentarse como uno de los candidatos con más chances de ocupar el despacho que hoy ocupa Pastorino. Su falta de cintura política y sutileza, así como la falta de sustento dentro de los distintos claustros determinaron que aparentemente fuera descartado como tal, al menos por ahora.
Sin embargo, la elección del futuro rector está a la vuelta de la esquina, y es fundamental que el C.E.Ca.P. recupere su capacidad de reacción y movilización para poder enfrentarla a tiempo, y para poder ser un factor aglutinante de los claustros que componen el colegio. Creemos que una primera iniciativa que avance en ese sentido tiene que ser el rechazo del Consejo Resolutivo a la terna no vinculante, porque aceptarla y presentarla implica legitimar una elección de la que en realidad no formamos parte y que no nos representa.
Por último, es fundamental la unidad en las calles del C.E.Ca.P. y del C.E.N.B.A. así como también de la comunidad educativa de ambos colegios para poder avanzar juntos por una misma senda hacia la democratización, que es en definitiva por lo que estamos luchando.
La elección del rector es el primer obstáculo que los preuniversitarios tenemos que superar.

Esta situación de los colegios preuniversitarios de la UBA es producto de un gobierno de la Universidad manejado con una lógica privatista y de negociados, producto del enquistamiento de las autoridades pertenecientes a la UCR y un rector que se saca fotos con el macrismo en el acto de recuerdo de la Noche de los Bastones Largos y que en nada se diferencia de las anteriores gestiones de la Universidad de Buenos Aires.
Desde las agrupaciones del campo nacional y popular en los colegios preuniversitarios tenemos la necesidad de denunciar estos negociados protagonizados por Más Vélez y por Hallú. Tenemos la obligación de poner en pie los centros de estudiantes y conseguir, de una vez por todas, un rector desde las aulas para luego avanzar sobre los consejos directivos, sin mayorías de ningún sector y con representación de todos los claustros. Pero nuestra obligación no puede ser solo coyuntural: debemos también repensar qué Universidad queremos. El principal problema de la Universidad es su fuerte elitismo y su total cierre ante las necesidades de nuestro Pueblo y cerrada ante las necesidades de desarrollo autónomo de la Nación. Una Universidad que no discute, siquiera, los problemas que tiene nuestro país.


En estas circunstancias, es más que necesario que el campo nacional y popular esté unido.
Por eso, desde los preuniversitarios decidimos plantarnos en conjunto en contra de la intervención desde el Consejo Superior de la universidad en el Buenos Aires no sólo por el ataque al normal desarrollo del ciclo lectivo que representa, sino porque esto claramente pone en jaque la creación de una instancia superadora desde la comunidad educativa de cada establecimiento, que en teoría debería ocupar el rectorado a principios del año que viene.
Es hora de que la Franja Morada deje de robarse nuestra universidad; que sea ya!


Firman: Agrupación Estudiantil 16 de Septiembre en el Pelle, La Jauretche en el CNBA, Unión de Estudiantes Secundarios en el ILSE